Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 31 de octubre de 2010

COMUNICADO DEL 31-OCTUBRE-2010

Movimiento por la Defensa

del Panteón de San Francisco

C O M U N I C A D O

ACAPULCO, GUERRERO. OCTUBRE DEL 2010

¿QUIÉNES SOMOS?

Hasta esta fecha, nuestra Organización No Gubernamental se integra aproximadamente con 400 familias de deudos que vienen a ser en la actualidad las familias más antiguas de Acapulco ya que subsistimos con tal calidad tras la repuebla lograda por el éxito de la Guerra de Independencia. De nuestros ascendientes deriva una cifra de imposible cuantificación de deudos, pero en realidad somos miles de personas.

¿Por qué pareciera que somos pocos los deudos sobrevivientes? En primerísimo lugar, se tiene que la mayoría de personas que visitamos habitualmente el Panteón de San Francisco somos de la Tercera Edad, pero existen además las siguientes razones:

a. El desafortunado hecho de que insanas autoridades municipales del pasado mantuvieron obstruido y sin limpieza este recinto por casi 30 años, intentando despojarnos de la memoria de nuestros ascendientes y sustraernos la raíz étnica que nos otorga sentido de pertenencia e identidad.

b. Es comprensible que la gente de este siglo XXI recuerde con mayor fidelidad y cariño a los familiares que fallecieron recientemente, mismos que en conjunto y por mayoría se habrán depositado en el Panteón de San Cristóbal (“Las Cruces”).

c. Nuestros conciudadanos tienen costumbre de visitar en un solo día a los llamados “muertos mayores” y a muchas familias no les alcanza el día para visitar los dos panteones. Así advertimos que personas de más de 80 años llegan solas a depositarle flores a sus padres. Y en teoría puede afirmarse que el común de las “nuevas” cabezas de familia prefiere visitar a sus padres o abuelos que fallecieron recientemente que a sus bisabuelos.

d. También tenemos presente el infortunio de que miles de personas que perdieron la idea de su raíz genealógica, no saben en que lugar fueron sepultados sus abuelos y demás ascendientes de la escala. Para darles información suficiente elaboramos un Censo Geográfico de Tumbas, mismo que ampliamos y modificamos con la información que nos proporcionan los visitantes. La Dirección de Panteones y Velatorios municipales no tienen información alguna.

e. Por último tenemos el hecho providencial de que gradualmente han regresado cientos de personas a visitar las tumbas de sus antepasados, mismas que habrían dejado en el olvido 30, 40 o más años atrás.

Nuestro movimiento social de ninguna manera contiene pretensiones particulares y en ningún momento hemos aceptado politizar nuestras acciones; nos mueve, si, el interés por recuperar la dignidad del panteón; el contar con un espacio geográfico que convoque a la unidad de los más antiguos acapulqueños; transmitir a las nuevas generaciones el conocimiento de que en este recinto sagrado reposan los hombres que forjaron y muchos de ellos defendieron con su vida el Acapulco que ahora muchos disfrutamos; que allí yace todo el inventario humano por un periodo aproximado de 125 años.

Los primeros residentes son aquellos hombres que sobrevivieron a la guerra de independencia y repoblaron la ciudad, tras haberla devastado el Generalísimo Morelos en 1813 y expulsar a lo españoles. Aquí fueron depositados también aquellos hombres que derrotaron a Antonio López de Santa Anna cuando intentó tomar el Castillo de San Diego en represalia porque de Acapulco surgió el Plan que finalmente lo derrocó.

Es pues, nulo el agradecimiento para ellos, y aún se permite que los depredadores persistan en su paciente destrucción. Intentamos que este gobierno que usted preside le devuelva su dignidad y respeto; en usted fincamos la esperanza de que como verdadero acapulqueño asuma la responsabilidad histórica de reintegrarle a los miles de descendientes la raíz que simboliza su identidad y la posibilidad de honrar como se debe a sus muertos.


¿QUÉ ES EL PANTEÓN DE SAN FRANCISCO?

Este Panteón de San Francisco que se ubica en la avenida Pie de la Cuesta de esta ciudad, inició su actividad aproximadamente hacia el año 1825, siendo un territorio instersticial y patrimonio social a partir de su secularización alcanzada con las Leyes de Reforma.

En base a lo anterior, se constituyó como una obligación ética, social y administrativa a cargo de la esfera municipal el dispensarle mantenimiento efectivo y protección permanente. La totalidad de los espacios contemplados como la última morada de sus habitantes, fueron vendidos a perpetuidad por distintas administraciones de gobierno municipal, y aún se vendieron los andadores.

Este es un fenómeno que se repite ahora con el Panteón de San Cristóbal, porque se carece de un cementerio que reciba en forma apropiada a los muertos recientes. Es del conocimiento público que ese cementerio fue clausurado por disposición formal del Cabildo de Acapulco, habiéndose publicado el acuerdo en la gaceta oficial. Empero, se han seguido depositando restos humanos porque el cementerio de El Palmar que lo sustituiría resultó inadecuado, costoso y muy difícil para excavar fosas ya que su plataforma es pétrea.

Por lo anterior, el gobierno municipal autorizó el Reciclaje de Espacios que consiste en posibilitar que cualquier persona que demuestre tener familiares allí depositados, siga enterrando a otros miembros de su familia cuando se requiera. Una medida acertada que atenúa el grave problema de salud pública que se presenta en la actualidad por la falta de espacios.

Permítasenos decir que durante miles de años las grandes civilizaciones integradas por hombres concientes y sensibles, han honrado lo espacios que subsumen la existencia de sus muertos a reductos de honrosa paz; así tenemos entre otras grandes obras el edificado en honor de Mumtaz Majal en la India; El Templo Solar, el templo de Hatshepsut, el de Ramesseum y el de Mentuhotep de los egipcios; los santuarios de Olimpia, Delfos, Atenas, Eleusis, Delos, Epidauro, Mileto, Éfeso y Selinote, así como el templo de Apolo en Grecia; los Dólmenes como monumentos funerarios colectivos en la hispania antigua; los templos de los césares romanos, los de Timgad, Pompeya y los patrocinados por Agripa en Italia.

Valga citar por consecuencia la expresión del político liberal británico William Ewart Gladstone (1809-1898): “El respeto de la gente por sus leyes y su tierra se puede medir con precisión matemática por la forma en que ésta se ocupa de sus muertos”.

Conforme a esto último, nos preguntamos: ¿A qué clase humana pertenecemos o en que nivel de civilización nos encontramos con respecto a aquellos hombres que ya honraban a sus muertos hace 7,500 años?, y más adelante vale interrogarnos: ¿Así queremos que sean tratadas nuestras tumbas y nuestros descendientes?

Deseamos revertir ese punto negro generado por la desverguenza y la apatía del pasado en lo que su naturaleza demanda: un Recinto Sagrado. Deseamos que este camposanto verdaderamente nos enorgullezca y que no sea más motivo de deshonra para la ciudad, puesto que actualmente es algo muy lejano a lo que puede significar un “patrimonio histórico” lo cual dice mucho de nosotros los acapulqueños. Y aquí mismo nos permitimos reiterar que: Como ciudadanos mexicanos en uso de nuestros derechos constitucionales, no permitiremos jamás que el Panteón de San Francisco tenga otra vocación.


OBJETIVOS SUPERIORES DE NUESTRO MOVIMIENTO SOCIAL:

01. Recuperar la dignidad del panteón a través de la regeneración integral de las instalaciones materiales y de las tumbas.

02. Devolverle a miles de descendientes acapulqueños su identidad y sus muertos, ya que por décadas el panteón fue inaccesible al público.

03. Transmitir a las nuevas generaciones el conocimiento de que en este recinto sagrado reposa todo el inventario humano de Acapulco por un periodo aproximado de 127 años. Desde presidentes municipales, síndicos, regidores, profesionistas de todas las ramas del conocimiento, técnicos y hasta el más humilde ciudadano.

04. Hacer del conocimiento de nuestra heterogénea sociedad que aquí se encuentran depositados los hombres que sobrevivieron a la guerra de independencia (1810-1821) y que su repuebla se inicia a partir del éxito de la emancipación por los hombres que lucharon al lado de José María Morelos y Pavón, y de Vicente Ramón Guerrero Saldaña, quienes se repartieron los solares del casco original de la ciudad.

05. Contar con un espacio geográfico que convoque a la unidad de los descendientes de los más antiguos acapulqueños que repoblaron este teatro de la guerra para forjar un nuevo puerto en el siglo XIX.

06. Revertir este punto negro de la ciudad en un recinto sagrado que nos enorgullezca.


LOS OBJETIVOS MATERIALES DE LA LUCHA SON:

01. La restauración integral de las áreas que competen al gobierno municipal.

02. El reciclaje de espacios que posibilite la aceptación de nuevas inhumaciones. Muchas personas desean yacer al final del camino con sus padres o abuelos.

03. Instalación de los servicios básicos: sanitarios, luminarias e hidrantes.

04. Monda de cenotafios y espacios de imposible identificación en la Sección de San Antonio.

05. Edificación de una capilla ecuménica, bancas, fuente ornamental y osarios para restos áridos.

LA BATALLA CONTRA LOS DEPREDADORES

Los cementerios, panteones o camposantos son planificados para edificarse en las goteras de cualquier ciudad o comunidad humana, al paso de los años quedan envueltos dentro del crecimiento poblacional. Esta circunstancia no demerita en forma alguna su existencia, ni su permanencia, y su naturaleza no puede ser variada en función de posteriores voluntades políticas, ni económicas.

Desde el año 1992 establecimos una férrea defensa porque no desapareciera nuestro Panteón de San Francisco, toda vez que un panteón no puede tener otra vocación más que seguir siendo un recinto sagrado a perpetuidad aún frente a la vergonzosa omisión de cumplimientos motivada por la ignorancia de gobernantes y funcionarios públicos.

Para alcanzar nuestros primeros logros escribimos artículos en los periódicos locales y cursamos algunos escritos a través de los cuales logramos que la autoridad municipal obligara a que se retirara del terreno a dos familias que ya habitaban en el interior. Se derribaron algunas plantas de papaya y plátano que los vecinos colindantes habían colocado, así como aves de corral como gallinas y guajolotes.

Para quitar las escaleras de los vecinos solicitamos la intervención de la policía preventiva, y en esa ocasión los malvados le tiraron agua caliente a los elementos porque no querían que los aislaran del Campo de Destrucción en que habían sometido este recinto y sus contenidos. Puede advertirse que la mayoría de las tumbas fueron dañadas en sus elementos distintivos, como lápidas, imágenes divinas, ángeles, floreros, tibores y cruces.

PROBLEMÁTICA ACTUAL

Para los objetivos sociales indicados, nos permitimos resaltar de que para nosotros los deudos es a todas luces evidente y perjudicial el hecho de que la Dirección de Panteones y Velatorios Municipales persista en mantener adscrita como única y totalmente responsable del Panteón de San Francisco a una persona de edad avanzada del sexo femenino, que además se encuentra discapacitada de una mano y, en consecuencia, desafecta a las necesarias labores de limpieza, toda vez que de ninguna manera está calificada para hacerse cargo del mantenimiento y seguridad de los más de 25 mil metros cuadrados del recinto en comento.

Indicamos también que, algunas familias por cuestiones de tipo religioso y por costumbre ancestral se tienen señalados los días domingo para limpiar las tumbas, llevar flores o simplemente para visitar el lugar del reposo final de sus seres queridos; es el caso que, la empleada municipal antes mencionada --originalmente proveniente de Saneamiento Básico y elevada ahora al rango de «administradora» del panteón--, fue concentrada a las oficinas de la Dirección antes mencionada, por lo cual el panteón permanece cerrado desde más de dos años menospreciándose con esto nuestros derechos y el propósito de quienes intentan ingresar a concretar los objetivos señalados, lo que produce que tras los intentos fallidos regresen dolidos a sus hogares y entendiéndose esto como un agravio muy bajo.

Por otra parte y, por ser del conocimiento y competencia de la Dirección de Panteones y Velatorios Municipales, no podemos pasar desapercibida su execrable omisión en la solución de los siguientes problemas:

01. Que los vecinos de la barda poniente desechan por costumbre materia orgánica en descomposición, muebles, aparatos electrodomésticos, cascajo, materiales de construcción, vidrio, plásticos, cartón, varillas y todo aquello que no les sirve y les estorba. Hasta ahora no se conoce ninguna acción de parte de esa Dependencia para ejercer acciones que conduzcan al remedio de este serio problema.

02. Existen dos espacios dentro de este campo sagrado por los cuales usualmente acceden diversos individuos al panteón para saquear las tumbas, tal vez hasta para comercializar los restos áridos y prendas, y que por la barda frontal eventualmente se introducen delincuentes para escapar de sus habituales atracos por las zonas del mercado central, avenida Pie de la Cuesta y de la calle Aquiles Serdán. Subrayamos que en ningún momento se ha intentado buscar la forma de tapar esos dos accesos y mantener vigilancia adecuada.

03. Resultó toda una simulación de parte de la administración del Lic. Alberto López Rosas el haber declarado como Patrimonio Histórico a este panteón, ya que después del Acuerdo de Cabildo y hasta este momento no existe ningún tipo de beneficio. Específicamente, es de señalarse que no se ha contemplado la aprobación de partida presupuestal alguna para el mejoramiento físico, estético, ni funcional.

04. Dicha elevación a “Patrimonio Histórico” sirvió para impedir que los deudos hagamos algo por evitar las acciones de los malos vecinos colindantes, así como el efecto del crecimiento de algunos árboles espontáneos que constriñen lenta y silenciosamente hasta su destrucción las hermosas tumbas del siglo XIX. Dentro de ese proceso ominoso, en este año vino a tierra un monumento que albergaba el último reducto de una familia importante de Acapulco; ¿Acaso le reportó esta tragedia la Dirección citada al Cabildo?

¿SOLICITUDES REITERADAS AL GOBIERNO MUNICIPAL?

01. Que se desarrollen los trabajos de limpieza integral que permitan descubrir las tumbas que han sido cubiertas por los desechos que lanzan los vecinos;

02. Que se haga el derribe de los árboles rémora que destruyen las irrepetibles tumbas del siglo XIX que son parte preeminente de nuestro patrimonio histórico.

03. Que se adscriban como responsables de tiempo completo a cuando menos dos personas del sexo masculino, para que de manera sistemática y continua desempeñen con efectividad y suficiencia las difíciles labores físicas de seguridad y mantenimiento a las que antes nos referimos.

04. Que se permita el acceso de los deudos cuando menos los días sábados y domingos de todo el año natural.

05. Que se inicie una investigación en torno a los vecinos que siguen lanzando basura al panteón para que se les apliquen las medidas administrativas que en derecho procedan.

06. Que se obstruyan los accesos de los predios adyacentes por los que se introducen algunos vecinos y delincuentes para saquear tumbas o para burlar la acción de la policía.

07. Que se asigne una partida presupuestal para realizar las siguientes obras materiales que son indispensables para todo panteón, como sigue:

a. Instalación de servicios básicos, como son: 2 sanitarios (para hombres y para mujeres), luminarias e hidrantes.

b. Monda de cenotafios y espacios de imposible identificación en la sección de San Antonio, con el objetivo de colocar en su lugar una capilla ecuménica, bancas, fuente ornamental y columbarios para restos áridos;

c. Elevar las bardas perimetrales para impedir el acceso de delincuentes, y

d. Construir un nuevo frontispicio.

08. Que por Acuerdo de Cabildo se reabra este panteón para que recupere sus funciones activas, y que su respectivo Reciclaje de Espacios posibilite el remozamiento integral. Esto último en forma similar a lo que el Gobierno Municipal tiene instrumentado en el cementerio de Las Cruces, lo cual consiste en la aceptación de nuevas inhumaciones aunque oficialmente se encuentre cerrado, ya que no existe parte contraria y las nuevas inhumaciones coadyuvan como atenuante de la grave falta de espacios en Acapulco.

Con ello se logrará la continuidad de la vocación natural que lo creó; deseamos que este Campo Santo siga cumpliendo con la disposición de cuerpos humanos; tema que en nuestro tiempo se presenta como un serio problema social que no han podido resolver cabalmente las 4 últimas administraciones municipales.

POR EL COMITÉ DIRECTIVO

C.P. ALFREDO HERNÁNDEZ FUENTES LIC. FRANCISCO MARÍA DÁVILA OTERO

PRESIDENTE SECRETARIO GENERAL

LIC. LUIS R. SALGADO BALLESTEROS DR. GUSTAVO HERNÁNDEZ BERMÚDEZ

SECRETARIO DE DERECHOS HUMANOS SECRETARIO DE COMUNICACIÓN SOCIAL

ISABEL DARÁN CABALLERO PROFR. IGNACIO MARTÍNEZ GÓMEZ

SECRETARIA DE FINANZAS COORDINADOR DE BARRIOS HISTÓRICOS

VICENTE CRUZ SOBERANIS IGNACIO CUEVAS LUVIO

SECRETARIO DEL INTERIOR SECRETARIO DE ENLACE GUBERNAMENTAL

LIC. ANA JULIETA HERNÁNDEZ MÉNDEZ MARIO TALAVERA NAVARRETE

COMISIONADA DE INVESTIGACIONES HISTÓRICAS COMISIONADO DE EVENTOS ESPECIALES


ÚNETE A NUESTRO MOVIMIENTO SOCIAL.

http://www.blogger.com/post-create.g?blogID=199932186866947216

panteonsanfrancisco@hotmail.com

' (744) 440 5341